La gran cadena de comida rápida Burguer King ha elegido renovar su identidad de marca después de más de 20 años en colaboración con la agencia creativa Jones Knowles Ritchie (JKR). La idea ha sido recuperar la esencia y el minimalismo de los años 1969-1999 relanzando un logotipo más fresco, sencillo, de colores vivos y por supuesto homenajear sus 64 años de vida.

El rebranding ha consistido en el diseño de una nueva tipografía denominada `flame’ que, según la cadena, está inspirada en cada uno de los deliciosos productos que comercializan. Además, esta nueva imagen en la que se mezcla lo vintage o retro con lo contemporáneo se implantará en uniformes y packaging de toda la comida a través de llamativas ilustraciones que incluyen los adjetivos “jugoso”, “sabroso” o “crujiente”.


Para la presentación de este nuevo look se han realizado divertidas fotografías a los mismos empleados de la cadena luciendo las nuevas prendas en lugar de apostar por modelos u actores como acto de cercanía y confianza en cada una de las personas que hacen crecer el negocio a diario.