El grupo de 12 personas estará formado a partes iguales por compañeros internos y miembros de otras Empresas B, todos ellos menores de 30 años.

Los miembros trabajarán en colaboración con el CEO de The Body Shop, David Boynton, y el equipo de liderazgo, y ofrecerán sus opiniones sobre áreas que incluyen estrategias a largo plazo, campañas y debates abiertos.

La compañía probó el modelo durante la COP26 el año pasado, después de una investigación que mostró que en 2020 la edad promedio de una junta FTSE 150 era de más de 59 años.

El minorista dice que la iniciativa demuestra una "creencia" de que una gama más diversa de voces y la amplificación de sus puntos de vista en "espacios donde pueden marcar una diferencia real" ayudará a "preparar el futuro" de la empresa, así como a desarrollar la próxima generación de líderes.

“Creo que uno de los roles más importantes que tienen los líderes empresariales de hoy es garantizar que actuemos como custodios de nuestras empresas. Debemos hacer todo lo posible para asegurarnos de que sean aptos para pasar a la próxima generación de líderes”, dice el director ejecutivo Boynton.

“Si bien es posible que no siempre nos sintamos cómodos con los comentarios del Colectivo de Jóvenes, no tengo ninguna duda de que crear un nuevo mecanismo formal que les permita expresar sus opiniones será invaluable y nos hará desarrollar mejor nuestro negocio”.

El grupo se reunirá con la junta cuatro veces al año para discutir una pregunta o punto de discusión determinado y hacer recomendaciones.

La medida se relaciona con el compromiso más amplio de The Body Shop de ayudar a los jóvenes a "ser vistos y escuchados", que incluye su campaña en el Reino Unido para asegurar el voto de los jóvenes de 16 años.