La inversión de McDonald's en digital y fidelidad está "comenzando a dar frutos", afirmó el director ejecutivo Chris Kempcziski, y las ventas online ahora representan casi un tercio de las ventas de todo el sistema en el segundo trimestre de su año fiscal.

El gigante de la comida rápida lanzó su programa de lealtad MyMcDonald's Rewards en todo el Reino Unido a principios de este mes, después de su primer lanzamiento en los EE. UU. el año pasado. La empresa ahora tiene programas de fidelización en más de 50 mercados, incluidos los seis principales.

En enero, Kempcziski dijo que la lealtad es el “impulsor individual más importante de la adopción digital”. Por ello les dijo a los inversores que aumentar la participación de las ventas digitales y, por extensión, el porcentaje de clientes identificados del negocio, está permitiendo que McDonald's abra "una gama completa" de oportunidades, desde el servicio hasta los precios.

En mercados como Reino Unido, Alemania y Francia, lo digital representa actualmente más de la mitad de las ventas. En China, la participación de las ventas digitales supera el 80%.

Sin embargo, en los EE. UU. y Canadá, la participación de las ventas digitales se sitúa en torno al 25 %. Kempcziski cree que existe una "gran oportunidad" para que McDonald's aumente el porcentaje digital de las ventas en América del Norte.

"Nuestra excelencia creativa ha ampliado nuestro alcance y ha hecho que McDonald's no solo sea más reconocible, sino también más relevante". - Chris Kempcziski, McDonald's

Mientras tanto, a medida que la inscripción y la participación siguen creciendo, los clientes leales están demostrando estar más comprometidos, comunicó, con casi 22 millones de miembros activos en EE. UU. en los últimos 90 días. El esquema también ha impulsado constantemente visitas más frecuentes y ventas incrementales en cada uno de los mercados en los que se ha lanzado, afirmó.

“Estamos empezando a ver los beneficios [de lo digital], solo tenemos que apostar más fuerte y más rápido”, recalcó Kempcziski.

En general, las ventas globales comparables aumentaron un 9,7 % durante el trimestre, incluido un aumento del 3,7 % en EE. UU. y un aumento del 13 % en los mercados internacionales. Sin embargo, los ingresos operativos se redujeron un 36 % a 1710 millones de dólares, debido en gran parte al impacto financiero de la salida permanente del negocio del mercado ruso a principios de este año.