Después de varios meses la campaña del gran supermercado LIDL (situado entre los primeros puestos de principales distribuidores de España) junto a la agencia Contrapunto BBDO continúa siendo viral. El objetivo de esta se centró en dar a conocer no solo que el propio supermercado ha sido uno de los que más cuota de mercado ha ganado, sino que es también de los principales compradores de frutas y verduras a nivel nacional. 

A la hora de pensar en la estrategia de lanzamiento de este mensaje se les ocurrió hacerlo de manera cercana y sencilla, a modo de un juego junto al ADN de la marca. Por esta razón idearon una serie de "memes" diseñados con todas las características necesarias para convertirse en virales de manera orgánica.

En concreto, la campaña, ha empleado juegos de palabras con muchas de las frutas y verduras que podemos encontrar en Lidl y con frases como "Kiwino que viniste" o "a vivir que son sandías" consiguió una gran acogida de manera natural (sin ninguna estrategia de paid) desde su primer día de lanzamiento. 

La gran viralización orgánica

El mes pasado, Ibai Llanos, la estrella de Twich se hizo eco de ella sin ningún tipo de acuerdo comercial con Lidl.


"La red tiene sus propias normas y la principal es que no hay normas cuando se trata de crear contenidos que se distribuyen de manera orgánica" afirmó Ferrándiz Director Creativo Ejecutivo de Contrapunto BBDO. Para Ferrándiz, "hoy la vitalidad es un término que en la gran mayoría de ocasiones es falso, puro maquillaje, estrategias que en el 99% de los casos son de paid. Si no hay pago es muy complicado generar un gran alcance en la red, especialmente si las marcas intentan promover ideas que no conectan, hablan de ellas pero no de las personas. Hoy a las compañías les cuesta mucho dinero mover los contenidos, por eso hacerlo de manera orgánica es el santo grial. Quizá haya alcance, pero no conexión. Y lo que está claro es que generar ideas que conecten con la cultura popular y que hablen como habla la gente no es nada fácil. Cuando se consigue, es como una chispa que hace que la mecha se prenda de manera natural. Pero la red es un organismo vivo, tan impredecible y complejo que aun sabiendo que tienes entre manos una idea de esas características puede no acabar funcionando”.